Muerte lenta en día festivo

Domingo.

La resaca te deja vacío

y lleno de mierda.

Una manzana que engulles

y alimenta

el ego que pudre tu interior.

Nostalgia de noches vacías,

cama propia en casa ajena.

Desayuno insano sin alimentos.

Desesperación.

Otra noche oscura y triste

que acaba contigo

un poco más,

otro golpe,

otra caída.

Vestigio de días de bonanza

que se atraganta en la garganta;

puñales invisibles

se insertan en tu fría carne

atravesando un desacompasado corazón;

cianuro corroe tu hígado;

nieblas inundan la cabeza;

óxido en las articulaciones;

cemento en los pies.

Muerte lenta en día festivo,

televisión encendida

programas yermos

mentiras y risas en lata,

inoportuna metáfora.

Circuito de Nascar en tu cabeza,

aceleración continua hasta el infinito,

mil caballos desbocados.

No hay montura,

el caballero fantasma se desmonta

avanza impasible espada en mano.

Muerte segura.

Adiós.

Mañana volveré.

O, tal vez, no.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s