Breve historia que (tal vez) no fue

blair-fraser-15136-unsplash (1)
"Photo by Blair Fraser on unplash"

I

Te encontré, noche estrellada,

y yo no sabía dónde estaba.

 

Te encontré, noche soñada,

feliz filigrana del destino.

 

Y no te volví a ver,

o te vi por primera vez

años después.

Una noche estrellada,

una noche soñada,

en la que ya sabía dónde estaba.

 

II

 

Con la llamada del alba

tus ópalos me cegaron,

me enseñabas el paraíso secreto

pero no podía más

que seguir embebido,

jugando entre el sugerente velo

de tus zafiros vítreos.

 

Me enseñabas el paraíso oculto

Que nadie se atreve a mostrar

y no alcanzaba a verlo

desde el naufragio que me salvaba

en el mar de tus ojos,

en el mar picado y poderoso de tus ojos,

en el mar moteado de arena y espuma

de tus dolientes ojos.

 

Sólo pude seguir remando

lento y atado sobre el mástil de Caronte

para evitar caer en el lago yermo.

 

Duro regreso errático,

rumbo volátil ante el azaroso virage,

lento despertar de un sueño abierto.

 

III

 

Dime si te atreves

algo que te parta y sangres,

sangre que va al labio y nace,

nace el deseo que subyuga y condena.

 

Dime que eres tú

quien se desliza y dibuja sobre la tinta.

dime que eres tú,

dilo, atrévete.

sé pretenciosa y apuesta,

arriesga, encañona y dispara certera,

sentenciando que eres tú el mango del puñal

de este asesinato a dos manos.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s